Clínica Dentarium. Dentista Manzanares

Tu dentista en Manzanares

Llámanos 926 734 513

Odontopediatría

odontopedriatia

Es la especialidad encargada del manejo de la salud dental de niños y adolescentes. En esta etapa, podemos prevenir y diagnosticar de forma temprana alguna patología o alteración a nivel de dientes, encías o maloclusiones (de mordida) existentes en el desarrollo de cada niño y corregirlas a tiempo.

Se debe tener presente lo importante que es la primera visita al dentista: dependiendo de cómo sea esta experiencia, así será su actitud frente a atenciones posteriores, incluso de adulto. Por ello, es importante visitar a un dentista lo más temprano posible, para que, en caso de existir daño, éste sea detectado cuando esté iniciándose, haciendo así que las sesiones sean cortas y menos invasivas.

¿A qué edad debo llevar a mi hijo al primer control dental?

La Academia Americana de Odontología Pediátrica aconseja que la primera visita al dentista se efectúe alrededor de los 3 años, teniendo en cuenta que muchos niños ya tienen caries cuando comienzan su etapa escolar.

¿A qué edad salen los primeros dientes temporales (de leche)?

Los incisivos centrales inferiores suelen ser los primeros dientes en asomarse a los 6 meses, aproximadamente. A los 8 meses, veremos los incisivos centrales superiores, seguidos de los incisivos laterales inferiores, los superiores y luego, simultáneamente, los caninos superiores e inferiores. Posteriormente, aparecerá el primer molar temporal y, por último, alrededor del mes 24, los segundos molares temporales.

Recuerda que los dientes de leche son tan importantes como los definitivos. Es muy recomendable conservarlos sanos, ya que serán los encargados de mantener el espacio y la armonía para la posterior salida de las piezas definitivas.

¿Cuándo debo empezar a lavarle los dientes a mi hijo?

La higiene dental del bebé se debe comenzar cuanto antes y no esperar a que salgan los primeros dientes, ya que la leche artificial que se le da tiene alto contenido en azúcares. Una manera correcta de proceder sería coger una gasa y pasarla suavemente por la encía del bebé con los dedos.

A medida que el número de dientes aumenta, se debe usar un cepillo de dientes pequeño y suave. El cepillado debe ser asistido por un adulto. Se aconseja tener un cepillo en el jardín de infancia y otro en la casa.

Desde los 4 años, si come solo, el niño(a) ya puede usar pasta dental infantil en pequeña cantidad (el tamaño de una lenteja está bien). Recuerda: la responsabilidad de la dentadura de los niños es de los padres.

¿Cuándo empiezan a salir los dientes permanentes?

A los 6 años (algunos niños antes, otros después) se inicia el recambio de los dientes con los incisivos centrales inferiores. Esta primera aparición se detecta sin problemas por los familiares, a diferencia del primer molar permanente o molar de los 6 años, que aparece detrás de los molares temporales, sin que haya otro diente que se cambie. Esta es la razón por la que, generalmente, pasa desapercibida su aparición en la boca y muchos padres piensan que es un diente temporal. Es importante sellar este molar de los 6 años cuando aparezca en boca para protegerlo de las caries. Este diente es el responsable de cerrar los espacios que generalmente existen entre los molares temporales con lo que, si no se tiene en cuenta nuestro consejo, la limpieza entre estos dientes será más difícil y aumentarán las opciones de que se forme caries.

¿Cómo afecta la alimentación del niño a la hora de prevenir las caries?

El azúcar es el enemigo aquí. Los padres deben valorar la ingesta de alimentos azucarados siempre teniendo en cuenta que los más retentivos son los más propensos a generar caries (un caramelo ‘toffee’ o blando es más propenso que una bebida azucarada). ¿Qué se debe hacer antes esto?

  • Promover entre los niños el consumo de alimentos que no favorezcan la aparición de caries.
  • Acostumbrar al niño a la fruta natural, al agua potable sin agregados y, en lo posible, a consumir leche con poca azúcar.
  • Si tienes que acostar a tu niño con un biberón o el chupete, llénalo solamente con agua. Chupar por mucho tiempo el biberón o un chupete que contenga o esté mojado con otros líquidos puede dañar los dientes de tu hijo(a). El deterioro dental (las caries) causado por el uso del biberón y del chupete es uno de los problemas más frecuentes en los niños de menos de tres años de edad.

¿Cada cuánto tiempo debo llevar a mi hijo al dentista?

Algunos niños pueden tener más probabilidades de padecer caries o problemas posteriores generados por una incorrecta posición de sus dientes. Por ejemplo, aquellos que acostumbran a dormir con objetos en la boca o los que permanecen gran parte del día usando un vaso u otro tipo de recipiente para beber líquidos. En estos casos, las visitas preventivas al odontólogo deberían hacerse cada 6 meses. En los casos de menor riesgo, el pediatra será el encargado de recomendar la frecuencia.

Otro factor de riesgo que se debe tener en cuenta es la herencia: si los familiares del niño o de la niña han tenido recurrentes padecimientos dentales, se aconseja visitar cada 6 meses al especialista para que, en caso de ocurrir, se detecten a tiempo problemas de este tipo.